Cria cuervos y te sacarán los ojos

25 jul. 2017
cria cuervos y te sacarán los ojos


"Consientes demasiado a tu hijo" "¿Todavía le das pecho?" "No hay que preguntar lo que quiere, los padres son la autoridad y tienen que entenderlo"  "Un cachete a tiempo es lo que necesitaba este niño", "hace contigo lo que quiere" , ...etc

Una y otra vez, de forma repetida, escuchamos que estamos en la era de la infancia caprichosa y dominante, las niñas y los niños más peques dominan a sus madres y padres, las/os adolescentes les maltratan hasta el punto de lanzar objetos por el aire, levantarte la mano, echarte de casa y hasta robar dinero de su cartera. (Nos apoyamos en el gran programa de "Hermano mayor" para quien quiera evidencia). 

¿Por qué ocurre? 

El problema es consecuencia de una educación basada en el apego positivo, el colecho (dormir en la misma cama que tus padres una pequeña parte de la infancia más temprana) la famosa lactancia prolongada y un respeto exagerado hacia esas personitas que están en continuo crecimiento y desarrollo.

Esto es lo que piensa un gran porcentaje de la población pero en realidad yo intentaré explicar, de la forma más sencilla posible, cual es el problema real de esta sociedad con respecto a la infancia y la adolescencia. Así , desde mi opinión, con toda mi ignorancia y mucho morro

¿Por qué existe una generación consentida que no le da valor a nada y lo quiere todo?


El apego, el colecho, la lactancia prolongada y el respeto suenan mucho a teorías hippies de una novedad desmesurada que no conoce las consecuencias de este tipo de educación con el paso de los años. Un alto porcentaje de las personas adultas están convencidas de que estas conductas y opciones educativas, son pura moda hippie, teorías novedosas, modernistas y hasta peligrosas, basadas en el aburrimiento materno como consecuencia de un paro asombrosamente elevado en nuestra sociedad actual. Además estas mismas personas afirman que si se llevan a cabo estas conductas y 'estilos educativos' las/os niñas/os se convertirán en gallinas sin cabeza, que tendrás que proteger hasta pasados más de sus 35 años. También creen que se convertirán en personas irrespetuosas, delincuentes, vagas, ilusionistas, sin valores y sin valorar nada, ...todo un despropósito y una mala decisión. Lo que se conoce comúnmente  como 'cría cuervos y te quitarán los ojos'

La crianza respetuosa es una moda ¿Estás de acuerdo?
Twittear

Si lo vemos desde otra perspectiva, analizando cada una de las características del nuevo modelo educativo familiar, podremos entrever que los significados son totalmente contrarios a lo que se piensan y que unas se relacionan directamente con las otras, comprobadas con evidencia científica que son beneficiosas cuando se lleva a cabo de forma adecuada fomentando a su vez la autonomía.

En este post te hablaré una a una de estas características de una crianza respetuosa que no son las culpables directas de criar cuervos y finalmente desvelaré mi idea clave e porqué vemos cuervos por doquier.


El Apego

El apego es algo totalmente innato en cualquier ser humano, ya que se desarrolla de forma natural en todas las personas. Este tiene muchas formas diferentes y no tenemos porqué desarrollar apego por una sola persona (normalmente se desarrolla hacia varias personas distintas que nos rodean y son de importancia en nuestra vida) y se mantiene a lo largo de toda nuestra vida hacia distintas personas con sus distintas formas; apego hacia personas de nuestra familia, hacia nuestra pareja, nuestras amistades... Aunque no queramos, aunque no sepamos que lo sentimos, el apego formará parte de nuestra vida, ya sea de forma positiva o negativa.

En este sentido preocuparnos por el tipo de apego que desarrolla nuestra hija o nuestro hijo hacia nosotras es algo que debería preocuparnos de forma natural. El problema reside en que no tenemos ni idea de que esto existe de forma natural y que podemos mejorarlo o desarrollarlo. Muy al contrario de lo que la gente se piensa, no es un invento novedoso y único de la sociedad actual; el apego existe desde siempre.

El Apego existe en todas las personas desde que nacemos hasta que nos morimos

El colecho

En realidad es una práctica que se ha llevado a cabo más tiempo del que creemos, de hecho hay más épocas en la vida en las que se ha realizado el colecho que las que no se han llevado a cabo. Por otro lado es una práctica habitual en muchos otros países y culturas (China una de las más importantes en su uso y práctica normal)

Los beneficios del colecho son muy variados; favorece la lactancia, mejora el descanso de la familia porque se reduce el llanto y los despertares nocturnos, reducción de la muerte súbita... Todo respaldado por estudios que así lo demuestran, pero una de las claras pruebas más evidentes que me gustan es que en China el concepto de Muerte Súbita es prácticamente inexistente. Aparte de esto una de las razones más importantes para practicar colecho es que no haremos pasar al bebé por ese estrés que produce la separación de su madre, después de 9 meses pegado a ella, ya que es algo que a tan temprana edad no podrá gestionar ni comprender y estaremos incrustando en su sistema nervioso una dosis exagerada de estrés innecesaria.

¿Por qué tanta aversión al colecho? Se asocia con "consentir" y "mimar en exceso". 

Se cree que crea una dependencia asociada al sueño y al descanso. Esto es cierto si el colecho no se acompaña de buenas conductas, de respeto y otras cuestiones de las que hablaré más adelante en este artículo, como la adquisición de buenos hábitos. Sin embargo si se lleva a cabo una educación adecuada lo natural es que la criatura quiera abandonar el colecho poco a poco por sí sola antes de los 7 años. Lo mejor siempre será que aprenda a ser autónoma/o a la hora de conciliar el sueño y podemos acompañar en este aprendizaje, pero respetando sus necesidades, su tiempo y su maduración. 

Es importante destacar que si esta práctica resulta indispensable para el niño o la niña a partir de esta edad o más podríamos realmente encontrarnos dentro de algún tipo de patología y revisar muchas otras conductas de nuestra hija o hijo para evaluar si realmente sufre algún tipo de dependencia, ya que depende mucho de cada persona, de su caracter y sus circunstancias y es algo subjetivo y personal que no debe ser juzgado a la ligera.

No obstante el colecho no es en sí una forma de 'malcriar' o de 'consentir' ya que resulta una necesidad biológica natural durante los primeros años de vida, normalmente  alrededor de los 5 años empezarán a dormir de forma autónoma (aunque existen casos en los que ocurre mucho antes)

Lactancia prolongada


Le llamamos prolongada porque ya no estamos habituadas a que dar el pecho sea una práctica natural hasta los , por ejemplo, 7 años. No obstante no es algo que una decida prolongar si no que la lactancia es algo, de nuevo, totalmente natural que se ha llevado a cabo durante siglos, de forma 'prolongada'. Este concepto de 'prolongación' nace ahora, tras muchos años en los que a partir de la invención de los biberones y alimentos complementarios, se ha dejado de optar por la lactancia para poder decidir si 'dar o no dar el pecho'

Todos los inconvenientes propios de la lactancia 'prolongada' hacen referencia a incomodidades sociales
Twittear

Por lo tanto esta no es una decisión que se asocie a una educación consentida,(de hecho la consentida es la persona que decide si dar el pecho o no darlo ya que lo adecuado es dar el pecho por lo menos el primer año de vida) si no que más bien es un hecho natural, propio de mamíferos, de seres humanos, que simplemente hemos ido recortando por comodidades culturales y sociales a pesar de todos los perjuicios que esto conlleva, ya que los beneficios de la lactancia "prolongada" - aunque no me guste adjudicarle ese adjetivo- sean muy obvios y recomendables. La Asociación Española de Pediatría lo explica de forma muy clara en su web y si quieres informarte te animo a leer su artículo al respecto. Todos los inconvenientes propios de la lactancia 'prolongada' hacen referencia a críticas sociales e incomodidades o falta de conciliación.

Respeto

Este último punto, antes de compartir desde mi opinión el problema real de una sociedad infantil y joven caprichosa, es bastante importante e increiblemente demoledora.

El respeto, en nuestra cultura, no se está comprendiendo con un significado realista y propio de su concepto, si no que está erróneamente relacionado con otros conceptos que no tienen nada que ver con él. Tener respeto se confunde con ser obediente, sumiso de forma incondicional, se relaciona con callarse lo que una piensa, y de forma casi sinónima, con tener miedo. 

Este es uno de los grandes errores en los que nos encontramos actualmente, caemos en la patraña del patriarcado en la que existe un Rey que gobierna por encima de todo lo demás, una imagen de la autoridad convertida en una persona... y aunque esto nos resulte más fácil a la hora de hacernos a la idea de que existen límites, no es nada sano.

¿Se nos ha olvidado que el respeto se gana a través del respeto? Creo que sí, y que este se confunde con violencia y esto ocurre por la falta de gestión emocional que predomina socialmente.

Educar y tratar con respeto a tus hijas/os traerá como consecuencia directa que tus hijas/os te respeten. En este sentido hablamos de no mentir, no chantajear, no despreciar, aprender a pedir perdón a tus hijas/os, escucharles de forma activa, tener en cuenta siempre que sea posible sus intereses, ofrecerles recursos, explicaciones y alternativas, ...etc. Cuando esto no se lleva a cabo, y  la persona que educas ha crecido y te ofrece contestaciones vacías, ilógicas o mentiras, recuerda que tú has sido su primer ejemplo para llevar a cabo estas conductas.



La realidad de la infancia y la juventud caprichosa

No sin olvidarnos de todos los aspectos anteriormente descritos, tengo que incluir 2 conceptos que no se trabajan mucho cuando se habla de este tema de la 'crianza consentida' versus 'crianza respetuosa', se trata de la autonomía - con respecto a la independencia y sus diferencias -y la educación emocional. 

Entre la independencia y la autonomía, hay una gran diferencia que es clave para que podamos entender la crianza respetuosa como la mejor opción sin miedo a 'criar cuervos' y por otro lado la gran invisible educación emocional no se considera ni se trabaja transversalmente en la vida, creando persona continuamente frustradas y perdidas en esta sociedad tan arrebatadoramente implacable obsesionada con alcanzar el éxito y la felicidad a toda costa.


La Educación Emocional

No aceptamos que es algo necesario de forma urgente, que vivimos en una sociedad muy envenenada de prisas y expectativas hacia cada persona que nos presionan y nos empujar a ser, a hacer, a conseguir, a llegar y a lograr, ¿el qué? Apenas nos dejan reflexionar sobre las cosas más importantes de nuestra vida.

Cria cuervos y te sacaran los ojos ¿Como criar cuervos?
Gracias al gran trabajo de muchas personas implicadas en la parte más primitiva del ser humano, el instinto y las emociones, este tipo de educación cada vez se está normalizando más, se desarrolla mucho más la gestión emocional a través del Mindfulness, la psicología, la psicopedagogía y muchos otros sectores de atención temprana en estos aspectos tan importantes. No obstante todavía quedan muchas personas convencidas de que es una "ñoñada" y que es una pérdida de tiempo.

La educación emocional no se considera útil porque se tiene la creencia arraigada de que cada persona por sí misma tiene que aprender de forma propia y natural a gestionar sus emociones. La realidad es que estamos rodeadas de personas adictas, dependientes emocionales tóxicas, personas violentas y maltratadoras, suicidas, con fobias... y se necesita mucha ayuda para cambiar esto por culpa de no haber tenido una educación emocional en condiciones, o simplemente la existencia de ella.

Cuando gestionamos nuestras emociones es mucho más fácil localizar aquello que nos hace daño, aquello que nos produce aversión y moderar nuestros problemas centrándonos en cómo solucionar las dificultades que nos encontramos en la vida, afrontando las adversidades de un modo mucho más sano y con un porcentaje de fracaso mucho más bajo.

La independencia: el éxito ansiado socialmente

En esta sociedad nos obsesionamos con conseguir la independencia, serlo implica éxito casi de forma automática y esto no es así de forma inmediata, una persona requiere de otras muchas características y habilidades adquiridas para alcanzar ese éxito (en parte tan ambiguo socialmente) tan ansiado. 

La definición de independiente se refiere a una persona que no depende de nada ni nadie para obrar. Sin más peculiaridades. Por lo tanto podemos entender que simplemente una persona no depende de nada ni nadie, pero esto no significa que tenga las habilidades necesarias para ser exitosa o feliz., ¿no?

Puede que tu hijo esté estudiando en la Universidad de la ciudad, compartiendo piso con sus compañeros/as y sea independiente, pero también puede que no sea realmente autónomo. ¿Lo entiendes?

La autonomía: esa extraña olvidada

Por otro lado la autonomía significa que tener las habilidades necesarias para autogestionarte, para poder realizar todas aquellas actividades necesarias en la vida de forma, ahora sí, independiente. No obstante tu hijo universitario que comparte piso quizás vuelva  a casa cada viernes con 2 grandes bolsas de ropa sucia para lavar, o se marche de vuelta a su vida independiente con 6 tuppers de comida precocinada por papá/mamá. En este caso tu hijo no es autónomo, pero sí que es independiente.

Si tu hijo universitario vuelve cada viernes con su ropa sucia no es autónomo, aunque sí independiente
Twitter

Consclusión ¿Cómo criar cuervos? 

Cuando llevamos a cabo cualquier tipo de crianza olvidando la enseñanza imprescindible de la autonomía, cualquier tipo de educación será un error.

Existen demasiadas personas educadas bajo una sobre-protección desmesurada o una indiferencia abismal. (y a otro lado un maltrato continuo)

La autoridad no es un fin que tenga que obsesionarnos porque a medida que una persona crece y obtiene consecuencias a través de sus actos ya comprende que existen "leyes" y normas, y tampoco debe preocuparnos que nos tengan respeto (que debe ser intrínseco a cualquier relación)  que se gana a través del propio respeto, si no más bien deberíamos preocuparnos de acompañar, enseñar, dejar hacer y transmitir seguridad para que se adapte, desarrolle y evolucione consiguiendo cada vez más autonomía. 

A mi modo de verlo, y como punto clave el problema está en la falta de educación emocional y en el poco desarrollo de la autonomía.

La autonomía se adquiere a través de hábitos y desarrollo de habilidades, siempre acompañadas de un respeto evolutivo, teniendo en cuenta el período en el que se encuentra.


  • No le dejas aprender, ni le enseñas


Uno de los grandes problemas actuales es que 'no dejamos hacer', por miedo a que les ocurra algo, por lo tanto estamos negando contínuamente un montón de aprendizajes necesarios que surge la necesidad de adquirir de forma natural ya que la mayoría de las veces la niña o el niño lo solicita por demanda natural y necesaria.


  • Lo haces por ella/el


Lo quiere, pero no le dejas, así que lo haces tú. Esto también ocurre con conductas o habilidades que no son peligrosas pero les adjudicamos como tempranas. Desde ducharse sola, lavar los platos, vestirse solo, cortarle el bistec y hacerse un sandwich, hasta hacer los deberes, pedir perdón o comprarse el último capricho. Son cosas que , según la edad, solemos hacer por ellas/os cuando están listas/os para hacerlo por sí mismas/os, porque así lo comunican o porque en cuanto a desarrollo y maduración es totalmente viable. Esto conlleva muchísimas consecuencias negativas como

- Daña su autoestima: ya que creerá que no puede hacerlo por sí mima/o 
- Pierde confianza en sí mima/o, por la misma razón
- Aumentará sus miedos e inseguridades, ya que creerá que no es seguro hacerlo por sí misma/o
- No aprenderá el valor del esfuerzo, si tiene todo lo que necesita sin llevar a cabo ningún tipo de esfuerzo, o con una conducta no adecuada, es obvio que no entenderá que el esfuerzo es necesario.

Esto todo a su vez trae muchas más consecuencias con el paso del tiempo...como que no valorará lo que estás haciendo por el/ella, porque será algo normal e interiorizado en cada uno de sus días, como una obligación tuya, como pa/madre. Error fatal para cuando ya es demasiado mayercete/a y queremos que de pronto lo haga todo por sí misma/o.


  • No sabes escuchar de forma activa


Con la escasez de educación emocional nuestra empatía merma y nuestras habilidades para escuchar son bajas, ya que no sabemos muchas veces cómo gestionar las emociones que nos provoca escuchar lo que nos tienen que decir, o ponernos en el lugar de las demás.

Esta es una gran falta de respeto no considerada como tal que hace mucho daño a todas las personas, y que si hablamos de una escucha activa hacia una menor la cosa es totalmente más denigrante, ya que parece ser que estas no tienen ese derecho a 'ser escuchadas' y tenidas en cuenta por el simple hecho de que están 'creciendo'.

Al ser una falta de respeto no te sorprendas cuando crezcan y tampoco practiquen la escucha activa con tus consejos y recomendaciones, o con tus 'normas de casa', ni tampoco te acongojes cuando no tenga en cuenta tus preferencias, por ejemplo, no escuchar música a tope cuando sea tu hora de dormir una siesta.


  • Tú eres su mayor ejemplo ¿bueno o malo?


Nos cuesta definirnos a nosotras mismas, porque nadie nos ha dicho que eso está bien, es beneficioso e imprescindible, mirarse la espejo, reconocer virtudes y defectos... Por lo tanto nos cuesta vernos reflejadas en nuestras/os hijas/os, sin entender porqué son como son. 

En la mayoría de los casos los/as hijos/as son un reflejo de lo que nosotras mismas somos y si cambiamos ciertas conductas nos sorprenderemos al observar los cambios que advertimos en ellas/os con gradualidad considerable. Haz la prueba.


A pesar de que podría pasarme mucho más tiempo escribiendo sobre este tema, creo que queda clara mi postura y mis tips para criar cuervos y cómo esto no tiene nada que ver con los 'nuevos' modelos educativos de crianza respetuosa.


Y tú ¿Crias cuervos?
Twittear


Espero que te haya gustado y hayas disfrutado, si es así deja tu comentario al respecto y si no te ha gustado también, que de todo se aprende en esta vida y yo no tengo la verdad absoluta en mi poder.



Fuentes de información:
Tormenta cerebral: el poder y el propósito del cerebro adolescente
http://www.enbuenasmanos.com/respeto-a-los-demas
http://www.maternidadcontinuum.com/2014/05/la-sorprendente-verdad-de-la-lactancia-prolongada-que-todo-el-mundo-deberia-conocer/
https://www.bebesymas.com/salud-infantil/en-los-paises-donde-los-bebes-siempre-han-dormido-con-sus-padres-apenas-saben-que-es-la-muerte-subita
https://es.wikipedia.org/wiki/Colecho
http://www.abc.es/familia-padres-hijos/20151024/abci-estivill-colecho-debate-201510221237.html
https://www.serpadres.es/bebe/0-3-meses/articulo/151574-5-formas-para-dormir-en-colecho
http://www.elmundo.es/yodona/2016/01/04/564335f546163f94378b459c.html
https://es.wikipedia.org/wiki/Apego_en_adultos

4 comentarios:

  1. Muy buen post, si señora. Lo voy a compartir por ahí, a ver si de una vez con tan buenos ejemplos se enteran de algo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jeje, muchísimas gracias Anita :D es muy importante difundir este tipo de información, como asesora de lactancia lo sabes bien ;)

      Eliminar
  2. Muchísimas gracias. Me ha ofrecido usted un ejemplo perfecto de lo que en mi nuevo ensayo llamo "madre Cibélica" e hijo castrado Atis. Sólo le ha faltado a usted el homeschooling para redondear la vuelta simbólica del hijo al útero. ¡Es fantástico! Una perversión perfectamente relatada. ¿No es verdad que si el infante tiene algún tipo de trastorno todavía es mucho más satisfactoria la infinita dependencia histérica, la negación del desarrollo, la realización como madre eterna?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que no has comprendido la esencia del post...tampoco término de entender tu irónico lenguaje...de qué trata tu ensayo concretamente?
      Un saludo

      Eliminar