¿Qué es Reflexionar?

26 oct. 2015


Un día cualquiera un golpe sacude tu sentido , se vuelven cristalinos tus motivos, la paciencia rejuvenece rodeando tu piel para formar un enorme ángel protector. Tu sombra camina respetuosa y unida a tus recuerdos y solo a ellos. 

Esa paz irreversible, es la consciencia de lo que eres aquí y ahora. Aquello que tus manos sienten milagrosamente a cada instante absorbiendo el significado propio de cada diamante. 

Pero tampoco el brillo nubla los motivos ni la humildad.
La vida es de lo más compleja. Durante más de media vida nada ni nadie nos ofrece la oportunidad de ponernos un espejo para que podamos vernos reflejados y poder criticarnos a nosotros mismos, de la misma manera que tampoco podremos, sin aquello antes, ser conscientes de qué provocamos en la vida con cada uno de nuestros actos y con cada una de nuestras palabras.

Resulta que no somos conscientes, desde casi nunca, de que tomamos decisiones constantemente. Con lo cual tampoco lo somos de que podemos elegir y cambiar muchas cosas con una pequeña reflexión. Mamá no se dió cuenta de que yo tomaba mis decisiones. Ni mis amigas, ni mi pareja.Tampoco ellos saben sus motivos ni sus decisiones. No tiene ningún sentido, constantemente nos estamos “formando” y nuestra personalidad se magnifica y especifica a cada instante, pero sobre todo, se transforma.

Pero en la vida puede que llegues a esa calle donde solo hay un par de puertas que te transportarán a un lugar maravilloso llamado “vivir”. Comprendemos que existe una medida de tiempo y que este pasa, corre y vuela. Comprendemos que usamos palabras , estas o aquellas , para contar algo y que somos dueños y culpables de soltarlas en este u otro momento. Que cada palabra unida a otras tantas hará reaccionar a alguien de alguna manera, nos guste o no.

Qué bien que también nos damos cuenta de que podemos ignorar un poco las lágrimas nostálgicas, de que podemos perdonar y no se nos da tan mal. Además nos damos cuenta de que no sabemos cómo es que hay que perdonarse a uno mismo para poder crecer y crecer. Tantas y tantas como esto... Digamos que no somos conscientes de casi nada en la vida.

Nos han matizado cada hora de nuestra existencia; lo que debes hacer, cómo debes ser, lo que debes pensar... pero no nos han querido contar lo importante y único. Esto que pone las puertas en cuestión ante todos. Ese secreto a voces susurradas por privilegiadas/os que , unos luchan por amplificar y otros tantos hacen lo que pueden.


La reflexión no es algo prohibido. Pero no le llamemos reflexionar a pensar en bucle sobre un tema, ni le llamemos reflexionar a repetirse en la cabeza aquello que está bien o aquello que está mal. Reflexionar es más sencillo y más complejo que todo eso.


Reflexionar resultará efectivo cuando contestes a tus propias preguntas o quizás preguntas que te han expuesto y no has sabido responder o no has respondido honestamente porque nunca te habías hecho la pregunta.
Digamos que la primera vez que reflexionas sobre algo tendrás en tu cabeza muchísimas preguntas sin respuesta. ¿Para qué reflexionar entonces? Te preguntarás. Pues todo esfuerzo tiene su recompensa y reflexionando intentarás responder a las máximas preguntas que puedas y poco a poco comprenderás más cosas y encontrarás gran placer en practicar la reflexión.

Dicho así parece que reflexionar forma parte de una especie de ejercicio de yoga o parecido, pero no será tal cuando lo tomes como parte de tu vida. Reflexionar formará parte de ti misma/o porque será lo primero que harás antes de hacer o decir cualquier cosa.

Nuestra mente es un diamante en bruto, es cierto que al principio puede costar un poco pero cada día a pasos gigantes irá cambiando tu lógica sobre los temas, te conocerás mejor y entenderás antes las cosas.

Hablo de reflexionar sobre uno mismo, porque a mi entender es lo primero y más importante. Luego arreglaremos el mundo pero primero, ¿porqué eres así?




2 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo, no sólo tenemos que reflexionar sobre el mundo que nos rodea sino también sobre nosotras mismas, que somos quienes percibimos todos los estímulos alrededor y les damos un sentido. Hacerse preguntas es adictivo... Es maravilloso poder dudar, contemplar una u otra posibilidad, imaginar, razonar... ¡Para eso estamos hechas! ¿No?

    Oye, viendo esto de 2015 me ha impresionado lo mucho que ha cambiado tu forma de escribir, antes eras más poética, ¿no? y menos funcional. Mola ver cómo una persona va cambiando su forma de expresarse. Justamente (mientras PROCRASTINABA por no ponerme a estudiar) he abierto un diario de 2013 y me he sorprendido a mí misma desde el pasado ;-) Estaba más loca que ahora.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Andrea!
      No es que haya cambiado, es que no suelo compartir este tipo de posts. Tengo que hacerlo más... Pero es que cambia cuando hablas desde una perspectiva más objetiva o más personal o trascendental... No tiene nada que ver claro!
      Claro, las reflexiones son muy útiles y te ayudan a tomar conciencia y conocerse a una misma.

      Gracias por comentar
      Muack
      P.d. Me encantan tus comentarios :)

      Eliminar