Cómo hacer tus clases más dinámicas

4 nov. 2014
Cómo hacer tus clases más dinámicas




¿Cómo puedo hacer mis clases más dinámicas?

¿Como hacer que nuestros/as alumnos/as nos presten atención en clase? 

¿ Como crear implicación y participación en las actividades? 

¿Cómo lograr que los alumnos y alumnas se centren en aquello que estás explicando? 


Estas y muchas preguntas parecidas son las que deben saber responder hoy en día todos los profesores y las profesoras.  

Es uno de los grandes problemas de la educación hoy en día, ya que el fracaso escolar y el abandono escolar son una consecuencia directa de este tipo de problemas. 

Los/as alumnos/as no prestan atención porque no les interesa nada de lo que cuentas en clase. Quizás este razonamiento no esté bien planteado, más bien diría que no prestan atención porque no les interesa cómo cuentas lo que cuentas en clase.

Sé que lo digo como si os pudiera resultar muy sencillo, soy consciente de que no lo veis así. Muchísimos profesores de hoy en día tienen infinidad de problemas en este sentido. Captar la atención del alumnado y procurar su interés potenciando así sus aptitudes y capacidades no parece fácil.

Hoy os daré unas claves para poder llevar esto a la práctica y así ganar participación e interés en las actividades. 



Lo primero es no realizar las típicas tareas de siempre. Los deberes se hacen muy pesados cuando prácticamente lo único que debemos hacer es copiar y copiar. Primero copiar las preguntas y después las respuestas, copiadas directamente del libro donde se ha expuesto el contenido relacionado. 

Debemos buscar otras alternativas para que trabajen el contenido, los deberes no tienen porqué ser siempre iguales, las tareas pueden ser más dinámicas. Todo podría ser más dinámico. 

Pueden haber muchísimas maneras de conseguir que tus alumnos trabajen la materia que les has proporcionado y que a la vez aprendan paralelamente otras muchas cosas. 
Tenemos ejemplos de ello en el post Un blog en el aula o en el proyecto educativo que os he propuesto de manera general.

Esto no se trata de mandar la tarea y listo¡, no. Esto requiere motivar a los alumnos para que empiecen y se impliquen de verdad. Para ello necesitaremos saber cómo realizar el cambio en nuestra metodología y en el siguiente apartado os ayudo a empezar.




¿Cómo haremos para que lleguen a cumplirse los objetivos propios de los deberes o actividades? Pues con estrategias de dinamización que motiven e impliquen a tus alumnos.

Suena muy sencillo pero sé que no resulta así al llevarlo a la práctica, cuesta y requiere de una preparación previa de objetivos claros y normas básicas para que estas actividades realmente se centren en el contenido.

Para ello debemos tener en cuenta que debemos ser tolerantes en cuanto a la personalidad propia de cada alumno y de sus opiniones o formas al expresarse o participar. 

También debemos tener paciencia, no surgirá la implicación de un día para otro. Pero estoy segura de que funciona.

Con lo cual tendremos en cuenta que no volveremos a "lo de siempre" ni a hacer lo mismo con otras herramientas, si no que, una vez planteado el cambio, lo llevaremos a cabo en todos los sentidos posibles que podamos abarcar.







-Apartar lo de siempre. Observaremos si realmente con el tipo de actividades que estamos realizando nuestros alumnos aprenden o simplemente "repiten" contenido textualmente. Nos quedaremos con aquello que nos haya servido hasta ahora pero todo aquello que realmente sabemos que "no funciona" y "aburre" lo apartaremos.


-Tener ganas de cambiar nuestra metodología en cuestión a "actividades". Muchos docentes a pesar de saber que sus actividades no llegan a satisfacer los objetivos propios de estas, siguen realizando el mismo estilo de tareas porque cambiarlas significaría implicarse más tiempo en ellas por su parte. Pero no solo eso, si no que estos docentes están convencidos de que, aun cambiando su manera de "practicar lo aprendido", no obtendría resultados positivos de cambio. Espero que realmente vosotros no penséis así porque esto no es cierto. De todo se aprende y si algo falla, hay que buscar la pata que cojea y ajustarla. Todo esfuerzo tiene su recompensa y como no, también para los docentes.
-Dedicar tiempo para su preparación, moderación y revisión. Al principio nos llevará algo más de lo normal pero poco a poco se logrará de manera sencilla y natural. Necesitaremos tiempo para prepararnos nosotros mismos sobre cómo llevar y organizar la actividad; qué situaciones o comentarios serán aceptadas y cuales no. Necesitaremos tiempo para exponer la "nueva" actividad a nuestros alumnos, tiempo para resolver sus dudas, tiempo para moderar durante la actividad (ya sea dentro de clase o virtualmente), tiempo para corregir las actividades siguiendo un criterio de objetivos cumplidos y bueno, un pequeño etcétera que como ya he dicho antes, poco a poco el tiempo se irá reduciendo.




-Una actitud positiva y constante. Paciencia al fin y al cabo. Porque estoy segura que después de leer los puntos anteriores os quedará una dura impresión de que esto no es sencillo, pero no es así. Será sencillo y os acercaréis mucho más a los alumnos, ellos también a vosotros y conseguiréis que sin darse nadie cuenta se esté trabajando sobre el contenido académico del curso.




Por hoy os dejo con toda esta iniciativa para que reflexionéis al respecto y así mañana leáis con muchas ganas las estrategias que harán posible todo esto anteriormente planteado.

Serán las estrategias de dinamización las que harán que todo os parezca mucho más sencillo y conseguirán que todo el mundo participe en clase, de una u otra forma.


Para terminar os recomiendo ver el vídeo de la entrevista de Punset a Ken Robinson que se titula ¿Por que los niños se aburren en la escuela?

ir ahora mismo a

estrategias de dinamización

para mejorar tus clases

6 comentarios:

  1. Muy útil. Es difícil mantener el ritmo y estar reinventándose cada día. Es una de las cosas que más me asusta pero también me resulta apasionante :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siii, es muy difícil mantener la motivación suficiente para disfrutar del trabajo arduo que hay que desempeñar para llevar esta clase de enseñanza... aunque creo que la rutina existe para todo y el hábito también y es muy positivo en este caso. Si cogemos malos hábitos también podemos atarnos a los buenos¡ no crees?

      Muchas gracias por comentar, eres genialmente recibida en este blog¡ :)

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Gracias :) un halago grande viniendo de ti
      Muack

      Eliminar
  3. Hola Monica! me gusto tu articulo, sobretodo cuando es con niños pequeños, debemos ser más dinamicos y crear actividades significativas en su vida escolar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola maja! Muchas gracias
      Es cierto! Siempre es importante motivar!
      Muack

      Eliminar