Aprender a expresar y transmitir emociones

lunes, 23 de mayo de 2016

2 comentarios
Expresar-emociones-educacion-emocional

Con este post intento transmitirte algo de lo que necesitamos ser conscientes para educar emocionalmente.

Expresar es una de las necesidades más grandes que portamos como seres humanos, ya que, a pesar de que sea inconscientemente, lo hacemos de forma constante. Expresamos con nuestras microexpresiones faciales, con nuestra postura, con nuestra mirada eléctrica o nuestra risa floja. No lo podemos evitar, desprendemos vida. 

Expresar y "ser emocional" van unidos de la mano, con lo cual nuestras emociones siempre reflejarán, a través de nuestras expresiones, parte de lo que somos y nos guiarán en mayor o menor medida. Di tú que a veces por el mal camino, pero nos guían. 

Las emociones y nuestros pensamientos ligados a ellas, son los que finalmente termina por hacernos sentir algo.


Sentimientos, una suma de emociones y pensamientosTwitear

A menudo, nuestras emociones doblegan nuestros pensamientos. Los pensamientos se vuelven dependientes de las emociones y dejan de ejercer su función lógica y reflexiva. Entonces entramos en una espiral de descontrol emocional, que como consecuencia, crea unos sentimientos negativos y unas formas de expresión equivocadas, dañinas y poco saludables. 

Falta por aprender. Fomentar la importancia de la asertividad, recalcar el significado y el valor de transmitir y expresar de forma adecuada. (Adecuada ; de modo adaptado a la situación concreta)

Expresar y transmitir no son lo mismo. No podemos confundirnos. 

Google nos cuenta lo siguiente:


expresar
verbo transitivo
  1. 1.
    Decir con enunciados o mediante otros signos lo que se piensa, siente o desea.
    "el ministro expresaba ayer su deseo de que la condena contra el país vecino se produzca cuanto antes"
  2. 2.
    Ser [una cosa] la manifestación de lo que piensa, siente o desea una persona.
    "su mirada expresaba tristeza; la melodía expresa sentimiento; el cuadro expresa terror"

transmitir, trasmitir
verbo transitivo
  1. 1.
    Hacer llegar a una persona una información, un mensaje o una noticia.
    "transmitir un telegrama; las canciones populares reflejan en su contenido el tipo de sociedad que las ha ido transmitiendo a través de generaciones; todo lo que el hombre ha creado y ha producido y se ha ido transmitiendo de generación en generación formaría la totalidad de la cultura"
  2. 2.
    Emitir o difundir [la radio o la televisión] un programa.
    "en ese canal internacional las noticias al público se transmitirán en todos los idiomas; la emisora de radio nacional del país transmitía un mensaje pronunciado por alguien que se identificó como teniente de la Armada"
    sinónimos:retransmitir


Las diferencias no son muchas, pero sí importantes, porque cuando una expresa no tiene particular intención en que esa "información" llegue a alguien o que provoque alguna consecuencia, si no simplemente algo sale de nosotras/os de forma natural (en la mayoría de los casos) y listo. 

Sin embargo cuando transmitimos nuestra intención es claramente informar, comunicar algo. 

¿Sabemos cuándo estamos expresando y cuando transmitiendo?


Como son temas sobre educación emocional estamos muy pez en el asunto, con lo cual casi ni nos damos cuenta de que lo hacemos constantemente. 

Cuando te quedas como medio lela mirando un punto fijo, un poco pensativa y te dicen que "bajes a la tierra", estás expresando inconscientemente; no estás lela, estás pensativa. También cuando suspiras demasiado y te dicen que andas enamorada... Son ejemplos, detalles que expresamos, que dicen mucho de nosotras/os y que pocas personas saben descifrar.

Estamos hechos de pedacitos de emociones. Twitear

Pero esto solo es una pequeña introducción para centrarme en el tema que hoy quiero tratar.

Expresar emociones, dejarlas salir, volar, revolotear por donde quieran, irse, transformarse...

Resulta que si no lo hacemos algo nos va cambiando, algo nos afecta y no precisamente de forma positiva. Digamos que si no expresamos nuestras emociones, se quedan dentro de nosotras/os exclavizándonos. 

Sean buenas o malas no deben quedarse ahí, tienes que expresarlas, y en muchos casos - ¿Porqué no? - transmitirlas.

Hace poco lo hablaba con una nena de unos 9 años esto mismo. No hace mucho con uno de 11 años. Resulta que a los dos les ocurría lo mismo. Lloraban, callados, inmóviles, lagrimón tras lagrimón, a puro pulmón, sin poder decir más que "nada".

- ¿Qué te pasa? - le preguntaba yo.
- Nada...- contestaba.

Esa sensación de impotencia al no saber qué les ocurre, ¿Qué piensa y qué siente para llorar de esa forma?

No basta solo con sacarlo fuera de cualquier manera, niñas/os y adultos/as nos pasamos la vida cometiendo errores por culpa de no saber expresarnos como deberíamos. Una y otra vez nos equivocamos por esto de expresarnos mal, de soltarlo de cualquier manera o siempre de la misma.

Personalmente creo que existen 3 tipos de opciones más usadas cuando hay que expresar y nos cuesta, en situaciones desagradables o difíciles para una/o.

  Me enfado y grito; orgullo y violencia. 

Lo primero que me sale es la mala leche, me cabreo aunque no tengan razón, aunque no sirva de nada, me excuso, excuso la causa y evito consecuencias que no me beneficien. No acepto la situación. Echo fuera mis emociones expresando ira, cuando lo que siento es orgullo e impotencia. No quiero reconocer mis errores, no me gusta lo que está pasando, la situación me incomoda, no soy capaz de solucionarlo, no encuentro soluciones. Me frustro.

  Lloro y me victimizo; baja autoestima e inseguridad. 

Me siento presionada, bloqueada, intimidada y no sé cómo expresar lo que siento. El malestar y la incomodidad me desbordan, me siento centro de miradas, me siento mal, culpable, triste. Siento inseguridad, no entiendo porque me tiene que pasar a mi, me doy pena. No sé defenderme, no quiero contestar porque tengo miedo a lo que pensarán o lo que me dirán. Me frustro.

 Me callo y trago; introversión en estado puro, indiferencia. 

Creo que si no expreso nada, nadie se dará cuenta de lo que siento ni de lo que pienso y desconfío de los demás. Mis cosas no importan a nadie, no tengo porqué expresarlas. A veces tampoco sé lo que siento, pero prefiero no intervenir. Si me culpan acepto, si me disculpan también. No me defiendo. Paso. Me frustro.


Estos ejemplos soy muy comunes, pero no nos sirven para nada y hay que aprender a gestionar esas formas de expresión. Porque digan lo que digan , las emociones son de cada una/o, pero la forma de expresarlas, eso es lo que realmente hay que gestionar para que no reboten volviendo de vuelta con más fuerza o creando malas rutinas que nos asfixian y nos impiden vivir mejor y ser mas felices.

Todas coinciden en dos cosas. Son ejemplos de personas frustradas y sin conocimientos sobre sí mismas, sin herramientas para entender o solucionar.

A esta pequeña le conté este tipo de personas, cómo ellas solían afrontar la vida; llorando constantemiente, enfadándose, o bien callando sin opinar, nunca. Pero finalmente le conté otra opción aparte de estas, para actuar cuando algo no le guste o le parezca difícil por sí sola o simplemente cuando algo le frustre:

Hablarlo


no llores habla educación emocional


Puedo respirar un poco antes, darme un paseo, o reflexionar, si es que puedo hacerlo de forma relajada, pero después tengo que hablarlo con quien me escuche. Incluso en ocasiones en las que esa persona no te escuche, hay que decirlo. Exteriorizar, transmitir, para que mi forma de expresar las cosas me libere de mis frustraciones y de las propias emociones que genero. 

Me centro en situaciones negativas, porque en las positivas vale de todo, ya que lo que se expresa es contagioso y hace bien a todo nuestro entorno. Pero también contagiamos de "energía negativa" cuando estamos repleta de ella. En este último caso es cuando debemos prestar más atención. ¿Porqué dañar y dañarnos si podemos evitarlo el 80% de las veces?

¿Entonces no se puede llorar?  ¿Y no se puede gritar?  ¿ A veces no es mejor callarse? 

Podemos perder los papeles en algunas ocasiones, (o muchas ;) podemos romper a llorar otras tantas y podemos callarnos si esa persona no merece saber lo que tenemos que transmitir, pero... Que esto no se vuelva rutina, que emoción y pensamiento compense la balanza para que nos podamos sentir en paz, felices, satisfechos, con la conciencia tranquila y orgullosos de nuestra conducta. 

Transformemos esas malas conductas, recopilemos recursos propios para sentirnos libres para hablar, comunicar y para expresar sin tapujos e intencionadamente. 

Consigamos el climax emocional alcanzando la asertividad. Twitear

Es muy triste ver llorar a niños, niñas, en plena preadolescencia, callados/as, sin decir qué les pesa en el alma. Evitemos esto, eduquemos emocionalmente.

No quiero encontrarme más preadolescentes frustrados, llorando a diario, cabizbajos... o dando portazos y gritando, sin saber porqué... sin saber lo que realmente provoca esas emociones y sin herramientas para reflexionar sobre ellas.





*Imagen de portada de Unsplash e imagen final propia de la autora del blog: Mónica Lemos

Papel vs Nuevas tecnologías

lunes, 16 de mayo de 2016

2 comentarios
papel vs formato digital

Aquello de que el papel desaparecerá algún día, que dejaremos de leer libros, que no se pasarán hojas... Que hay que ahorrar papel, que los E-Book son lo más, escribir a mano es un arte que los peques y las peques no querrán aprender... Nadie volverá a escribir a mano...¿En serio? No me lo creo.

¿De verdad queda en segundo plano el papel y la escritura a mano? No me lo creo. De hecho tengo motivos para creer todo lo contrario. Cada vez ganan más valor.

Me encanta elegir un libro, con tapa dura, elaborada, empezar a leer y pasar las páginas. Pasar una y otra página. ¡Hasta el olor de los libros me parece único! Un libro nuevo trae un aire especial, las páginas, olor a... ¿Imprenta? No sé, pero tienen un aroma propio.

El cuento que le lees por las noches a tu hija/o si fuera digital... ¿Tendría el mismo encanto? Esa seguridad de que si se cae no pasa nada, que es palpable, que las imágenes estáticas (no como en los dibujos animados) dan pié a la imaginación, pasar las hojas,... Una y otra vez, esa sensación de pasar páginas...

libros vs ebookPero es que la gente que dice que el papel desaparecerá se basa en comparaciones. Es algo que no me gusta demasiado, porque cada caso es único y propio. Pero no dejan de comparar el papel con los casette, las cintas de vídeo, o, viajando aún más en el tiempo, con los discos. Pero no me pueden decir que está ocurriendo lo mismo. No me lo creo. 

Sí, es la calidad lo que ha cambiado, pero no se puede comparar la lectura sobre papel con la lectura de una novela en su libro. No es lo mimo escribir un poema para alguien especial en una tarjeta que en un email...

Obviamente el consumo del libro, revistas y periódicos irá menguando, pero el formato papel, en mi opinión, adquirirá diferentes valores con el paso del tiempo.

Hay que saber que realmente el papel es simplemente un formato, un medio para transmitir cosas. Como sabemos, existen muchas formas de transmitir información y de hecho , aprendemos desde la infancia, todas las formas de expresión que podemos llevar a cabo. Esas formas de expresión son universales y atemporales, de forma que siempre podremos expresar a través de varios sentidos y con infinidad de posibilidades.


¿Porqué creo que el papel no desaparecerá? 


Pues porque con la era digital se ha recalcado la importancia y la belleza del papel, de la artesanía, ... pero sobre todo, de la calidad de lo que se transmite y cómo se transmite. Cómo se informa y de qué.

El crecimiento de tiendas online de papelería bonita, el BOOM del collage y el Craft, en todas sus variantes, las fotos impresas de mil formas ... Estas novedades me confirman la importancia del papel, de la escritura, de todo aquello que hacemos, creamos, expresamos y plasmamos con nuestras propias manos.

papel vs nuevas tecnologias

Creo que en esta transición lo que ha ocurrido es que en un arrebato de novedad hemos olvidado el papel, por sumergirnos obsesivamente en el formato digital, por toda esa explosión de información. Pero una vez calmadas las aguas, sales a respirar a la superficie y disfrutas de ambas situaciones; tomar el sol en la arena un rato y otro tanto bucear en el mar. 

El papel ha cambiado de significado, se usa con otros fines, nuestros conceptos se han transformado y los usos cambian. Esto es normal y del todo natural.  

A pesar de que podemos prescindir completamente del papel creo que en muchas ocasiones lo preferimos y le damos otro valor. Un simple ejemplo de porqué elegimos el papel, en ciertas ocasiones, es la desconfianza hacia un medio/formato que no depende única y exclusivamente de ti. 

¿Cuántas veces has tenido trabajos sin copia de seguridad y los has perdido? ¿Cuantas veces te has olvidado de tu contraseña de correo electrónico? ¿Cuántas veces has dejado de comprar online porque no tenían alternativa PayPal?

Y es que queridas/os mías/os, no tenemos porqué quedarnos con un único formato y podemos combinarlos para usos diferentes. Estoy decidida, para mi el papel nunca desaparecerá.

Todo son beneficios. Lo único que hay que hacer es plantearse las cosas de otra forma

papel vs nuevas tecnologias















¿Crees que el papel desaparecerá? ¿Qué diferencias encuentras entre formato digital y formato papel? ¿Crees que tus nietos o tataranietas no aprenderán a escribir a mano?



*Todas las imágenes sacadas de Unsplash